26 dic. 2014

Propósito para el nuevo año

Heme aquí. 
Con el estudio ordenado, y el escritorio libre de hilos y lanas.
La compu y los cuadernos con notas ocupan todo el espacio. Toman un protagonismo inesperado y se vuelven pudorosos. 

Esta vez no hay pedidos que me corran, ni clientes esperando una entrega.

Esta vez, estoy frente a la pantalla con todo el tiempo del mundo y se siente extraño.
Mezcla de gozo y vértigo, con una pizca de felicidad al ver que después de tanto intentar acomodar las cosas el espacio finalmente apareció. 
La preocupación (por estar a la altura de las circunstancias) quiere tener lugar en este festival de emociones, sin embargo no hay lugar para ella. Simplemente porque me animo a intentarlo, mas allá del resultado. 

Hoy, me entrego en cuerpo y alma a disfrutar del recorrido sin preocuparme hacia donde me lleva. Cierro los ojos y me dejo guiar y de repente mi mente se llena de palabras...

Los abro y no pierdo un instante. Ya estoy aquí, escribiendo las primeras líneas.

2 comentarios:

  1. Y yo aquí, del otro lado, leyéndolas. Enhorabuena por los cambios y que el 2015 se llene de palabras. Beso enorme, Ile.

    ResponderEliminar
  2. Y yo quiero saber más y que esa buena onda se contagie. Un beso grande!!!

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.