7 dic. 2014

Aqui creemos en la magia...



Ufs... que dificil e intenso este post.. Tengo las emociones alborotadas y el corazón que me galopa a mil por hora.

Los ultimos meses ando corta de tiempos.. familia, cierre de años, detallecitos medicos y sobrecarga laboral.
Aun asi hoy nos era imperioso pasar unso minutos por Fundacion SI a dejar algunos juguetes, ropa y muchos libros que Juan separo, no porque  ya no los quisiera sino porque penso que tenia mas de los que necesitaba... Ante semejante razonamiento, lo menos que podiamos hacer desde el lugar de padres era acercar esas cosas a un lugar que supieramos que terminaria lo que él habia empezado.

Sabiamos que al igual qeu el año pasado estaba funcionando la fabrica de Juguetes, pero no teniamos tiempo. Yo no lo tenia. Asi que la consigna era bajar, dejar las cosas, agradecerles lo que hacen y volver. Alli nos recibio Mariana que nos invito a darle una pispeada a la fabrica.
Yo me moria de ganas asi que le dijimos que aceptabamos el recorrido y  nos comprometiamos a volver otro dia porque hoy nos era imposible...






Caballitos de  trapo, muñecos y titeres de mano eran algunos de los puestos de trabajo posibles...


Fue traspasar el umbral de lo percetible y transportarse... Cientos de personas, familias, grupos de amigos, abuelos con nietos, trabajando con una sonrisa, compartiendo charlas con desconocidos, haciendo caso omiso al calor y a la humedad.
Dejando de lado una tarde que daba para la fiaca y poniendose a disposicion de Papa Noel para preparar los regalos del 24.








Cuando llego el momento de retirarnos para volver otro dia, no pudimos. Nos miramos con Marce, lo miramos a Juan y le preguntaos que puesto de trabajo preferia...
Nos decidimos por el sector de juguetes de madera al aire libre.
Marce lijo una por una las piezas que Juan y yo fuimos pintando. la humedad no nos dejo terminar el trabajo, pero no importa porque sabemos que mañana alguien lo terminara.
Y es lo que importa.










Pueden tener mas info del maravilloso trabajo que hace esta gente en su pagina web o en la fan page de FB

La magia de la solidaridad existe, es real, es palpable y nosotros 
hoy la descubrimos en Angel Carranza 1962 - Palermo.





3 comentarios:

  1. Que bella iniciativa, debería de ponerse en practica en todo el munndo.

    ResponderEliminar
  2. Que buena Ileana que pudieron hacerlo y en familia!

    ResponderEliminar
  3. Que hermosa labor realizan ahí! No habia escuchado nunca de ese lugar... mágico sin duda!

    Besos Ilu.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.