7 nov. 2014

Tras la bola azul


En el proceso de reencontrarme con la niña que habita en mi y de regalarle una eterna infancia feliz, hice una lista interminable de cosas. Pero mas allá de la lista, que incluye cosas tan extrañas como conseguir una lata para el almidón de maíz, están los imprevistos.
Esas situaciones que te sorprenden de pronto y que no se pueden dejar pasar.

Ayer por ejemplo, tenia que ir al odontólogo y de pasada vi una de esas máquinas de las que podes, a cambio de unas monedas, sacar pelotitas saltarinas.
Lo primero que pensé, fue.. "mi mamá nunca tenia dinero para estas cosas"
Lo segundo fue "Yo si tengo".

Estaba justa de tiempo, así que me propuse resistir con hidalguía y sin chistar los embates del torno odontológico y me prometí volver a casa por el mismo camino y frenar en el kiosko. Y así lo hice.

Luego de conseguir las monedas pertinentes y poner cada una de ellas tras un giro de manivela, se sintió un clac que desbordo mi corazón.

Ayer sin dudas tuve 5 años por un instante al menos.

Cerré los ojos y dije, que sea azul, por favor, que sea azul. Levante la compuerta y para mi sorpresa, era verde.
Me quedaban 3 monedas así que volví a repetir el rito y en cada giro deseaba "que sea azul, por favor, que sea azul" Luego del clac que indicaba que mi bolita estaba allí, levante la compuerta y apareció una bola color coral.
No era azul, pero era una pelota saltarina extra y lo mejor de todo, es que era mía.

La semana que viene tengo que volver al odontólogo y ya poco me preocupa el torno.
Ahora la única preocupación es conseguir monedas, y doblar en la esquina correcta.

5 comentarios:

  1. Divino! Qué bueno tener un estímulo para ir al odontólogo! Y tener pelotitas saltarinas que son taaan lindas!
    Yo también trato de darle lugar a la niña que habita en mí. Por cosas de la vida fui muy madura desde muy chica. Con la llegada de mis hijos re apareció un poco la niña. Y en el taller también tiene su lugar, por suerte :)
    beso grande y lindo fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tambien me vi en la necesidad de crecer a los apurones...Pero ahora me estoy poniendo al dia con cosas pendientes..
      Sabes que el texto movilizo tanto a mi hijo menor, que despues de leerlo, aparecio con un puñado de bolitas saltarinas y me las regalo... tengo que pintar una bonita lata para que comencemos a llenarla juntos. :)
      Abrazo grandote y precioso finde para vos tambien

      Eliminar
    2. Qué amor! Pueden compartir la colección de bolitas saltarinas :))
      Esa lata será un tesoro ♥
      Besos

      Eliminar
    3. Y seguro habrá´fotos de ello!
      Este finde nos deleitaremos con unos ricos duraznos con crema y estoy segura que la nutricionista sabrá comprender! :)

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.