17 sept. 2014

Ajo y perejil

Hoy en la verdulería, mientras esperaba mi turno, fue como si ella aún estuviera aquí.

Mientras repasaba la lista mental de cosas que tenia que “no olvidar” vi un manojo de perejil en lo alto de un cajón.

Fresco, con gotitas de agua. Verde, bien verde y turgente.

Y mientras veía el perejil, me veia a mi, hace muchisimos años, casi apenas llegando a la mesada de acero inoxidable, con su delantal rodeandome casi todo el cuerpo  y usando su tabla de picar y su cuchilla.

"Nada de hacerlo a la bartola.  El ajo y perejil hay que picarlo bien finito"

Su voz sigue repicando en mi interior como si estos más de  30 años que separan el presente del recuerdo no existieran.

Inhalo profundo y cierro los ojos, para que esa sensación dure por siempre, Para que por al menos durante unos momentos yo pueda sentir que vuelvo a estar alli, o mejor aun, que ella sigue estando aqui.

6 comentarios:

  1. ¿Ella será una abuela? La mía me dejó hace 25 años y todavía se me humedecen los ojos cuando pienso en ella. Precioso tu recuerdo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. mi Noni, si. Se las extraña y hay dias que se las necesita! Pero ellas solo se volvieron invisibles.. Siguen rodeandonos, mimandonos y cuidandonos de modos que si nos dejamos llevar por el corazón podemos descurbrir! Abrazo grandote .

      Eliminar
  2. Me hiciste emocionar.... hermoso post!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ale! A mi me emociona que las palabras que salen desbordadas de mi pecho, sean capaces de transmitir mis sentimientos! Que tengas un precioso finde!

      Eliminar