11 jul. 2013

Sobre sueños que se vuelven realidad, y mis ganas de cambiar el mundo

Anoche de madrugada me despertó la lluvia. No era una tormenta llena de truenos..
Era una lluvia persistente y casi silenciosa.
Yo soñaba que me mojaba mucho y al instante me desperté sabiendo que tenia que armar la logística de emergencia... Mover las piedras de los gatos de lugar, y si aun era posible, rescatar la ropa a medio secar del tender. 

Estuve pensando bastante si este post iba con al linea editorial del blog,  Pero, a decir verdad este blog no tiene una linea editorial muy definida y yo siempre preferí que así fuera. Así que acá estoy... Escribiendo...  

Ayer fue un día por demás intenso. La gente de Cascote,  un perro macanudo finalmente logró encontrarle un hogar al viejito Saja. Si!!! Ya tiene casa!

La tarea llevó cientos de post.. Fede, que es quien lleva adelante esta página, tiene una energía increíble y armaba publicaciones llenas de buena onda como por ejemplo esta...

Acá está la foto original

 Después de seguir la historia de este  viejito  por casi  seis meses, evidentemente quede sensibilizada.  Y anoche durante el insomnio,  con el negro Ringo acurrucado sobre la mi almohada y sus patas sobre mi cabeza se me dispararon mil ideas.

Yo no soy activista, ni proteccionista, ni nada.  y hasta hace un poco mas de tres años los gatos me daban fobia. Si. Asi como lo leen. Sin embargo, cuando mi hija mayor lo rescató a Elmer (el gato que sale en casi todas las fotos), termine a ccediendo a que se quedara en casa hasta encontrarle un hogar porque hacia demasiado frió para que estuviera en la calle (los detalles de como este mimoso logró conquistarme quedan para otro post).

Las ideas se conectaron solas y ya no pude volver a dormirme.

No se necesitan gestos extraordinarios, ni proezas, ni una dedicación full time para cambiar el mundo.
y por supuesto no necesitamos ser super-heróes para cambiar la vida de alguien..

Los que más necesitan, suelen ser invisibles. Muchas veces pasamos a su lado sin siquiera registrarlos.
Algunas veces, no los vemos porque vamos apurados, otras porque es nuestro recurso de emergencia contra el dolor. Mirar alrededor y verlos implica tacitamente que ya no vas a poder pasar mirando hacia otro lado. Y verlos lleva la aceptación de que uno no puede salvar y ayudar a todos. Lleva consigo también, un proceso de humildad donde uno comprende que no somos Superman sino más bien meros instrumentos, muchas veces regidos por una fuerza mas grande ( Dios, Universo, o como cada uno quiera llamarlo).

Quiza solo nuestra ayuda no baste. Quiza se necesiten muchos ayudando... Pero cada uno de ellos sin duda es parte del engranaje que obra los milagros. Me gusta el ejemplo de los granitos de arena que  solos son despreciables y casi imperceptibles, pero juntos, pueden formar una maravillosa playa.

En definitiva, anoche, de madrugada me quedé pensando que la cosa es animarse a soñar.
Porque muchas veces, los sueños son reales, como el de la lluvia o el de la familia para Saja
Y que no hay comunidad que trabajando en equipo no sea capaz de vencer la adversidad.


Aprovecho y les dejo un precioso instructivo que armó Pichichos Al Rescate  (otra pagina llenísima de buena energía) sobre como proceder en caso de encontrar un animal en la calle que necesite amparo

La imagen original  está publicada aquí





Ya sé que llueve, pero no importa! :)
Tengan todos un bonito dia!

3 comentarios:

  1. Y cuando termino de escribir el post, llega a mí este maravilloso video, que vale la pena ver!
    http://www.facebook.com/photo.php?v=364672640325329&set=vb.205490456243549&type=2&theater

    ResponderEliminar
  2. Y me hacés llorar, como el 90% de las veces que te leo...
    Y pusiste en palabras algo que me hacía ruidito adentro "no los vemos porque es nuestro recurso de emergencia contra el dolor"...
    Ahora me entiendo a mi misma, y me perdono... soy muy llorona, sensible, y muchas veces intento no enterarme para no sufrir... y me siento muy egoísta si lo pienso, pero ahora me doy cueta que es mi recurso como vos decís...

    Un beso Ilu!
    me quedo pensando...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayy Mari! No llores, No llores!
      Y claro que tenes que perdonarte, porque cada uno maneja esa sensibilidad como puede, desde donde puede... Eso si.. permitime uqe te diga un par de cositas..
      La primera es una buena noticia. Uno de a poco puede ir aprendiendo a manejar esa sensibilidad. Nunca se aprende del todo, creo, pero.... Cuando uno entiende que aunque no mire y no se entere, el otro sufre igual, y que quiza hay algo que uno pueda hacer que cambie su realidad.. ¿no vale la pena un poco de angustia si podes ayudar al otro? Y al ayudar esa angustia se transforma en una sensacion maravillosa...
      La otra cosa no es tan buena, pero dicho la anterior, tampoco es tan tremenda... LLega un dia que mirar para el otro lado, o ese recurso de emergencia de no ver, deja de funcionar. Un dia pasas y de golpe ves todo, todo junto... y ahi tenes que estar lista para tomar una decision, o miras y ves si podes dar una mano o empezas a volverte medio insensible...
      Te mando un abrazo de oso y ya sabes como encontrarme si queres seguir charlando mas del tema!

      Eliminar