26 feb. 2013

Caminos (parte II)

Una cosa lleva a la otra. Hay quiene llaman a esto casualidad. Yo no puedo...

Ayer. unas horas después de haber publicado la entrada de  los caminos, me encuentro con este precioso texto, que no recordaba...
Me resultó tan simbólico que ya estoy pensando en una nueva relectura de Alicia.


La ilustración es de Sir John Tenniel y es la que
acompañó la primera edición de
"Alicia en el país de las maravillas" (1865)

-Minino de Cheshire -empezó Alicia tímidamente, pues no estaba del todo segura de si le gustaría este tratamiento: pero el Gato no hizo más que ensanchar su sonrisa, por lo que Alicia decidió que sí le gustaba -. Minino de Cheshire, ¿podrías decirme, por favor, qué camino debo seguir para salir de aquí?
-Esto depende en gran parte del sitio al que quieras llegar - dijo el Gato.
-No me importa mucho el sitio... -dijo Alicia.
-Entonces tampoco importa mucho el camino que tomes - dijo el Gato.
- ... siempre que llegue a alguna parte - añadió Alicia como explicación.

- ¡Oh, siempre llegarás a alguna parte - aseguró el Gato -, si caminas lo suficiente!

                     

Y siguiendo con la temática felina, porque al fin y al cabo, todo tiene que ver con todo, les cuento que los tres gatos que habitan mi hogar hoy amanecieron durmiendo sobre mi cama. Si han podido dirimir las diferencias irreconciliables que los separan, es oficial, el Otoño, se está acercando con paso firme...

Y convengamos que, si con la primer refrescada, ya están todos juntos durmiendo sobre la cama, es porque tan mal no se deben llevar. Yo, por las dudas, no pierdo las esperanzas de que algún día reine la armonía.

Aprovecho y se los presento:

Este es el  trío patapufete, que de distinto modo, van acompañando mis largas horas de tejido.



Por orden de llegada al hogar les presento a Elmer ( el gris y blanco) que intenta comerse la rúcula, León el gris con pecherita blanca que mira desde la ventana y  que ya conocen de esta foto y Ringo (alias el Negro) un gran robador de ovillos. ( A ninguno he podido elegirle el nombre yo, pero algún día conviviré con un gato que se llame Asimov :))



Aquí se los puede ver  recibiendo el pedido de la verdulería


¿Se imaginan la dicha de estos tres rescatados al caer en una casa repleta de lanas e hilos? Para ellos vivir en casa es como vivir en un parque de diversiones, y franquear la puerta de mi estudio, es como entrar en Disney.




Los tres son de andar cerca cuando me dispongo a trabajar... Pero hay uno en especial, que  es un  gran gran compañero de mis jornadas.  ¿ya se dieron cuenta  cual es?

La verdad, más vinculos voy haciendo en el mundo del tejido, más me sorprendo de una sintonía tácita que hay entre gatos y tejedoras, que para mi no iba mas allá de la típica imagen del gatito bebe jugando con un ovillo de hilo! (tema del que prometo hablar en un post cercano) pero que parece sobrepasar lo comprensible. Hablar de hilos, hablar de gatos, para mí es casi tan maravilloso como hablar de magia :)


Y vos ¿Tejes? ¿convivís con gatos? ¿crees que haya una relación mágica entre gatos y lanas?

¡Cuentenme!, ¡Me encantaría  leerlos!



6 comentarios:

  1. Tejía, pero ya no me acuerdo cómo, me gustaría re-aprenderlo. Hago origami, con Cleopatra y Mushu.

    (pasá x mi blog, te invito)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Irene! gracias por pasar y comentar.. :) Ya me di una vueltita por tu blog, y conocí a Mushu!
      Tejer es reparador.. Si podes reconectarte con el tejido, casi con seguridad que lo vas a disfrutar... y los gatos que viven en tu casa lo van a pasar genial!

      Eliminar
  2. ahora convivo con una gata, pero a lo largo de mi vida siempre hubo algún gato/a en mi casa, no recuerdo mi vida sin un felino cerca!
    Y es maravilloso por que todos son distintos, cada uno tiene su personalidad y su manera de acercarse.
    Los tuyos se ven divinos, pero esa patita blanca de León me puede... creo que es mi prefe!

    Las veces que traté de tejer con ellos cerca fue casi imposible! ese hilo moviéndose de un lado para el otro es una tentación que casi ningún gato puede resistir ;)

    Pero en mi caso, que no soy tejedora mis jornadas de estudio eran en en compañía de mis gatos! hojas y libros desparramadas sobre la mesa era la excusa perfecta para subirse y sentarse sobre ellas, más precisamente sobre el texto que yo necesitaba leer!!!

    Que tengas una buena semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que simpatico lo que contás de tus jornadas de estudio. Ellos siempre parecen querer lo que uno necesita! :) Y si.. son grandes compañeros...
      Ahhh (catarata de suspiros) León y su patita blanca.. A mi me tiene totalmente enamorada no solo por lindo sino tambien por bueno, pero, cosas de la vida, de los tres, es el que mas me acompaña pero el que menos deja mimarse. (Un día de estos muestro su panza atigrada, y se arma un club de fans!)

      Eliminar
  3. Siii convivo con Felipe... nuestra primer mascota de casados... el ya nos esperaba desde antes de casarnos en realidad...
    Y la vez que yo tejía, o mejor dicho intentaba tejer el no se despegaba de al lado mío y distraidamente jugaba con mis ovillitos...

    besos Ilu!

    ResponderEliminar
  4. j' adore tes photos tes chats sont trop beaux je te met le lien de mon blog tu verras des photos et vidéos de Pastel et lilou j' ai gagné un concours grâce a une de ces vidéos biz a bientôt
    http://www.dane-et-le-crochet.fr/?category/Des-petits-riens-qui-donnent-tant-de-bonheurs-et-de-rires

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.